InicioAgregar a favoritosPoner como p�gina de inicio
 
siguenos en feedsiguenos en facebook.comsiguenos en twitter.com
 
 
asesin asesinatos muchac barba herman asesinó amó cubillos chicago asesinos david snow Fred West paranoide javed kinkel
 
 
Los Agotes ¿Leyenda de una maldición?

Los agotes son una población del norte de España y zona vasco-francesa que han sufrido durante siglos una discriminación de origen mal conocido. Una discriminación alimentada por una vieja leyenda.

Los agotes son una población del norte de España y zona vasco-francesa que han sufrido durante siglos una discriminación de origen mal conocido. Una discriminación alimentada por una vieja leyenda.


 


Agote es la denominación que ha recibido cierto conjunto de pobladores de las áreas apartadas de los valles de Baztán y Roncal en Navarra (España), aunque también en municipios de Aragón y la zona vasco-francesa. Fueron artesanos que trabajan la piedra y la madera, y más adelante el hierro también. Durante siglos fueron discriminados socioeconómicamente. Se conoce su existencia a partir del medievo, muchos han supuesto que la etimología de la palabra agote deriva de gótico o godo


 


Los agotes han sufrido durante siglos una discriminación de origen mal conocido.


 


Atendiendo al origen del nombre, algunos autores especulan con la posibilidad de que los agtes fueran de origen godo, quizá desertores de algún ejército refugiados en los valles vasconavarros, donde serían mal recibidos por la población autóctona, lo que daría origen al prejuicio y a la discriminación alimentada por la leyenda.


 


 



 Arizkun Valle del Baztan


 


Otra teoría afirma que en su origen fueron delincuentes procedentes de Francia que, para escapar a la justicia, se ocultaron en lazaretos antes de decidir cruzar la frontera, de donde vendría la idea de que son transmisores de lepra, una de las acusaciones más habituales.


 


Otra teoría sitúa sus orígenes en los de un colectivo de la construcción: En el año 950 en Occitania se originó un conflicto entre los dos colectivos de la construcción: los de la piedra y el de la madera. A raíz del asesinato del maestro de colectivo de la piedra comenzó una guerra a muerte entre los dos colectivos. Tras finalizar la guerra ambos colectivos seleccionaban personal para trabajar en su colectivo excluyendo a los trabajadores disponibles provenientes del colectivo contrario.


 



 


Por ello se formó un tercer colectivo de artesanos constructores denominado El péndulo de salomón o los Hijos de salomón, relacionado con la doctrina cátara. Los cátaros, influidos por los sermones del Pope Bogomilo de Bulgaria, no admiten la divinidad de Jesucristo, ni la virginidad de la Virgen y rechazaban los sacramentos de las autoridades eclesiásticas por el afán del poder y la codicia, motivo por el cual la iglesia comenzó la persecución de los cátaros.


 


 


 


Pero, ¿quiénes eran realmente los agotes? ¿Estaban enfermos o eran simplemente diferentes? ¿De dónde procedían? ¿Por qué tal discriminación?


 


Los llamados agotes o cagotes, cuyos primeros indicios se hallan en documentos del siglo XIII, vivieron en los valles de los Pirineos durante seis siglos como una raza o comunidad diferente.


 


 


Causas de la exclusión


 




Las causas de esta exclusión hay que buscarlas en el prejuicio e ignorancia del pueblo. Al agote no se le discriminaba por no ser cristiano o por su pertenencia a una etnia distinta, sino, según la opinión popular de aquella época, por ser portadores del pecado original y de llevar consigo la mala sangre que les venía de herencia.


 



 


Alizia Stürtze teme que los verdaderos motivos de la discriminación eran económicos. Durante siglos, los agotes lucharon por obtener los derechos vecinales y la hidalguía, mas los habitantes de Baztan y Roncal se opusieron a su concesión. En palabras de la historiadora, "la Euskal Herria de las montañas era pobre, y debido al régimen del mayorazgo, los bienes de los caseríos se destinaban a un sólo hijo. Ni siquiera había lugar para los de fuera. Ante tal situación, se solían aprovechar de los agotes, pero sin reconocerles derechos vecinales".


 


Para poder obtener estos derechos, era necesario cumplir una serie de requisitos, tales como ser lugareño y demostrar la pureza de la sangre, unidos a ciertos factores externos como por ejemplo poseer una casa de piedra, con tejado o un escudo. Con el objeto de obtener esta serie de derechos, los agotes pelearon durante siglos, moviéndose de un lado para otro en busca de su verdadero origen. Con el paso del tiempo empezaron a construir casas de piedra, dado que los fueros disponían la obligatoriedad de poseer una casa de piedra para poder ser titular de derechos de vecindad, cláusula ésta que provocaba un incremento de las luchas y juicios.


 


No obstante, sigue habiendo vestigios de los agotes, puesto que, dada su endogamia, hay unos cuantos apellidos que se repiten con frecuencia, siendo éste el caso de Bidegain, Errotaberea, Zaldua y Maistruarena. Hasta comienzos del siglo XX los agotes vivieron en Bozate como si de una comunidad especial se tratara, y, aunque hoy en día ya están integrados, a la gente de Arizkun no le agrada referirse a los agotes.


 


 


 


 

 
Valora esta noticia:
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Web desarrollada con Iwcms.com
Impresiones Web, SL. C/ San Bernardo, 123, 7ª Planta;28015, Madrid (España).Tlf: +34 911 61 01 13 E-Mail : info@impresionesweb.com
Inscrita en el Registro Mercantil de Madrid, Tomo 19602, Folio 112, Sección 8ª, Hoja M-344480, con CIF B-83844787.